Trasplante Capilar – Clínica de Cirugía Capilar
transplante-de-pelo

TRASPLANTE CAPILAR

El trasplante capilar es una técnica quirúrgica que permite mejorar la densidad capilar en diferentes formas de alopecia, principalmente en alopecia androgénica. Consiste en trasladar unidades foliculares de la zona donante (habitualmente la zona occipital) a la zona de alopecia (área receptora), permitiendo mejorar de forma significativa la densidad capilar de una forma muy natural .

La técnica F.U.E. (Folicullar Unit Exicision), es una técnica de trasplante de cabello mínimamente invasiva, sin dolor, que permite una recuperación rápida y con excelentes resultados, que no deja cicatrices lineares o perceptibles, permitiendo así el uso en el futuro del cabello muy corto

¿Qué ventaja tiene que el Trasplante Capilar sea realizado por un Dermatólogo?

No se debe olvidar que el trasplante capilar es una herramienta terapéutica más dentro de la estrategia de tratamiento de una alopecia androgénica, y que su resultado final no solo va a depender del acto quirúrgico en sí, sino de la adecuada selección del paciente, el momento de la evolución de la alopecia en que se realice la intervención y el tratamiento médico que necesariamente tendrá que acompañar a la cirugía.

Por todo ello, el que el trasplante capilar sea realizado por el propio dermatólogo toma un especial valor, ya que podrá evaluar de forma integral al paciente y controlar de forma adecuada todos los parámetros que le permitan conseguir el mejor resultado.

Un dermatólogo es un médico que realizó un curso de posgrado en el que se cuenta con un temario que incluye la fisiología (funcionamiento normal), y patología (enfermedad) capilar.

En la actualidad se encuentran descritas alrededor de 100 tipos diferentes de alopecias, y no todas responden de forma adecuada a un trasplante de pelo, es por eso que el estudio y diagnóstico inicial de la alopecia debe ser realizado de forma adecuada para evaluar si un paciente es candidato adecuado para realizar un trasplante capilar o si únicamente necesita tratamiento tópico o sistémico.

 

PREGUNTAS FRECUENTES

Existen una gran cantidad de causas de alopecia desde enfermedades sistémicas, infecciosas, inflamatorias, traumáticas o la más frecuente que es la alopecia androgénica.

El trasplante capilar puede realizarse en varios tipos de alopecia, sin embargo no cabe duda que la alopecia androgénica tiene las mejores tasas de respuesta a este procedimiento.

Si el paciente desea saber si en un candidato ideal para trasplante de pelo es importante que sea evaluado por un dermatólogo quien según la edad, el sexo, las enfermedades preexistentes, el tipo de cabello y la gravedad de la calvicie evaluará si el paciente es candidato idóneo o no para realizarse un trasplante de cabello.

Entre los parámetros que se toman en cuenta para la evaluación del pelo para realizar un trasplante capilar se encuentra:

Calibre del pelo: Un pelo grueso tendrá un mejor efecto visual sobre el área receptora que un pelo delgado.

Textura del pelo: El cabello ondulado dará un aspecto de mayor cobertura que el cabello liso, sin embargo mientras más ondulado es el cabello la dificultad de extracción incrementa.

Contraste de color del pelo y la piel cabelluda: El pelo oscuro sobre una piel blanca tiene un mayor contraste de color, por lo que parece más delgado, esto quiere decir que mientras menos diferencia exista entre el color del pelo y la piel cabelluda el trasplante simulará mayor densidad.

La edad mínima que debe tener un paciente ideal es entre 30 y 40 años por dos motivos:

  • A esta edad se puede predecir con gran margen de seguridad la evolución futura de la alopecia o calvicie.
  • Además en este período el paciente ya tiene definidas sus áreas sin cabello lo que nos permite distribuir adecuadamente las unidades foliculares en la zona receptora.

Los pacientes menores de 25 años no son candidatos ideales para realizarse trasplante de pelo ya que la alopecia androgénica es progresiva y si inicia en edades muy tempranas la probabilidad de que evolucione a una alopecia severa es alta.

El realizar un trasplante a edades muy tempranas puede ocasionar que en los años venideros en los que la alopecia progrese no se disponga de la suficiente zona donante para realizar un nuevo trasplante.

Seguridad: El trasplante de pelo debe realizarse en un espacio físico adecuado siguiendo estrictos protocolos médicos.

Máxima efectividad: Alrededor del 90 % de pelos trasplantados crecen. Es importante saber que siempre existirá un pequeño porcentaje de pelos que tienden a caer, hasta que se llegue a una fase de estabilización

Dolor mínimo: El procedimiento es realizado con anestesia local, por lo que la fase de extracción e implante están libres de dolor.

Material quirúrgico adecuado: Debido al detalle en el trabajo que amerita un trasplante de pelo es obligatorio contar con el equipo quirúrgico e inmobiliario adecuado. Por lo general el diámetro de los instrumentos utilizados es menor a un mm (0,7 a 1 mm)

Resultado natural: Este resultado dependerá de la ubicación de cada unidad folicular según la cantidad de pelos que disponga, el diseño de la primera línea de pelo implantado, el control de la profundidad, la dirección, el ángulo de implantación de cada folículo, entre otros.

Realizado por especialistas: El trasplante de pelo es un procedimiento quirúrgico que requiere mucho detalle, es por eso que se necesita de un equipo profesional capacitado para ser llevado a cabo.

Los cirujanos capilares son los que llevan a cabo la valoración inicial del paciente, la colocación de la anestesia, la fase de extracción e implantación, y los técnicos capilares son encargados de la organización, conteo y vigilancia de los folículos pilosos.

Un error muy frecuente es pensar que después de realizar un trasplante capilar nunca más tendremos que hacer tratamiento para la alopecia.

Recordemos que la alopecia androgénica es progresiva, por lo tanto los cabellos que están destinados a caer seguirán su curso normal si no se instaura tratamiento tópico y/o sistémico.

Todos los cabellos que son implantados sufrirán una fase de caída conocida como efluvio que se produce alrededor de 15 días después de realizado el trasplante, pero posteriormente crecerán nuevamente. Los resultados parciales iniciales serán observados a partir del tercer mes de tratamiento y los resultados finales serán observados un año después.

¿Cuáles son las fases del trasplante capilar?

Fase de Extracción: Los folículos o unidades foliculares (conjunto de 1, 2 o 3 pelos) se extraen de la zona donadora que frecuentemente es la zona occipital con una herramienta especial que mide menos de 1 mm. Los pelos extraídos son elegidos bajo una distribución homogénea y prudente para evitar que la zona donante quede despoblada y con disminución notable de la densidad.

Fase de Almacenamiento: Mientras se lleva a cabo la fase de extracción los folículos son organizados y almacenados en una solución líquida que mantiene la vitalidad del tejido. En esta fase se evalúa la viabilidad de cada folículo. Al finalizar la extracción se obtienen la cantidad necesaria de folículos para la cobertura planificada y los mismos son organizados de acuerdo a la cantidad de pelos obtenidos.

Fase de implantación: Para iniciar esta fase el paciente debe cambiar de posición quirúrgica ya que se iniciará el procedimiento en la zona receptora, cada folículo es colocado en la piel cabelluda mediante un instrumento que mide menos de 1 mm.